El narcotraficante bonaerense capturado este sábado por la Policía de Entre Ríos en el Paso Telégrafo, reveló que buscó la droga de Goya y la llevaba hasta La Matanza. Crece la inseguridad y la preocupación de la población correntina por estas nuevas ciudades que sirven de almacén o puerto de distribución de marihuana.

Goya es conocida a nivel nacional por ser la ciudad donde el gobernador correntino Ricardo Colombi frenó personalmente un operativo anti-narco ordenado por un juez federal de Reconquista, en diciembre de 2016.

Posteriormente, el juez federal Aldo Alurralde ordenó investigar al gobernador correntino por la presunta comisión de un delito de acción pública que perjudicó al procedimiento antinarcóticos en Goya. Un mes después, denunciaron que la investigación contra Colombi no prosperaba por la falta de colaboración de funcionarios judiciales de Corrientes.

Ya en marzo de 2017, la Fiscalía Federal de Reconquista informó entonces dos causas relacionadas con el operativo antinarcóticos en la provincia de Corrientes. Una de las causas investigaba a una organización criminal que traficaba grandes cantidades de marihuana desde Goya hasta Reconquista para abastecer a centros de venta al menudeo” en toda la zona Norte de la provincia de Santa Fe; como resultado de esta investigación hubo nueve detenidos, dos de ellos goyanos. El otro expediente es por la irrupción de Colombi y los policías correntinos en el allanamiento en Goya.

El caso que suma preocupación a los correntinos, tuvo lugar en el Paso Telégrafo donde en un puesto caminero de la Dirección de Prevención y Seguridad Vial de la Policía de Entre Ríos, cayó un comerciante bonaerense de 42 años, que a bordo de su camioneta Dodge Chrysler, llevaba 180 panes de marihuana procedentes de Goya y con destino a La Matanza. Fue trasladado a la capital entrerriana y quedó a disposición del Juzgado Federal de Paraná, a cargo del Dr. Leandro Ríos.