El del Paraná Sur es uno de los tres puertos proyectados en la provincia. Con un avance de obras preliminares que ronda el 40 por ciento, el Gobierno busca ahora relevar a los posibles prestadores del servicio de operatoria y de la construcción de la terminal. Deberán garantizar la multiplicidad de cargas y la participación “de todos los sectores productivos y usuarios interesados”.

Uno de los proyectos más ambiciosos de la provincia en materia de obras y de desarrollo toma esta semana renovado envión. Se trata del futuro puerto de Lavalle, un proyecto sobre el cual el Gobierno provincial comenzó a trabajar desde 2012 y que en la actualidad acelera las tareas de puesta a punto del predio que se adquirió para ese fin.

Es uno de los tres puertos proyectados en la provincia (los otros dos se emplazarán en Ituzaingó y en Itá Ibaté), pero el único para el cual el Gobierno avanzó con la compra de un terreno para la edificación. Y, en términos de obras, el que hasta ahora tomó mayor impulso.

Tras un riguroso estudio hídrico y planimétrico, que abarcó unos 90 kilómetros de costa desde el Norte de Bella Vista al Sur de Goya, se determinó el lugar preciso que resultó más favorable para las operaciones portuarias proyectadas.

Las principales cargas de salida del planeado puerto serán arroz, productos forestales, piedra, cargas generales y otros. Por otra parte podrían ingresar a la provincia fertilizantes y combustibles.

Ahora, con un 40 por ciento de avance en las tareas de puesta a punto del predio adquirido, comenzarán hoy una ronda de reuniones con potenciales contratistas que puedan estar interesados en la construcción de la segunda fase de la obra y también en participar en la operatoria de la terminal fluvial.

“Las tareas empezaron en diciembre pasado con limpieza y cerco perimetral, la construcción del camino principal, los desagües pluviales y un importante movimiento de suelo para nivelar lo que será la zona de operaciones y de almacenamiento”, explicaron a época fuentes del ministerio de la Producción.

El titular de la cartera productiva, Jorge Vara, confirmó además que estará hoy en Lavalle para constatar el progreso en los trabajos, pero también para mantener una “ronda de reuniones con potenciales contratistas”. En ese sentido, recordó que a partir de la adhesión de Corrientes a la ley de participación Público Privada, faltará ahora la promulgación del decreto que reglamente la legislación. Y entonces, tanto la operatoria del puerto como la construcción de la terminal portuaria (muelles, “dolphins” de amarre, grúas y cintas transportadoras, entre otras cosas), podrían contemplarse con capitales mixtos (públicos y privados).

“Lo importante es que quien preste los servicios garantice siempre la posibilidad de operar a todos los sectores productivos y también a todos los usuarios interesados en embarcar”, destacó el Ministro. Vale recordar que las principales cargas de salida del planeado puerto serán arroz, productos forestales, piedra, cargas generales y por otra parte podrían ingresar a la provincia fertilizantes y combustibles. “El proyecto está pensado a 50 años. Y tomaría un amplio desarrollo a partir de la construcción del puente proyectado entre Corrientes y Santa Fe”, recordó por su parte el subsecretario de la producción, Jorge Fedre.

Emergencia

Hace una semana, el Ministerio de la Producción presentó públicamente los datos que arrojó el relevamiento de los productores afectados por tres meses de sequía.
En la oportunidad, estimaron pérdidas que rondan los 600 mil pesos, que podrían trepar hasta cerca de los 750 mil, una vez que concluya el monitoreo por los departamentos de Lavalle y Goya. Al respecto, el Ministro Jorge Vara ratificó que la tarea sigue en marcha.
Y estimó que las presentaciones podrían concluirse la semana próxima, aunque aclaró que la Comisión Nacional no volvería a reunirse hasta dentro de dos semanas.

Fuente: Diario Epoca