Fuertes lluvias se registran durante los últimos días en el sur correntino, y desde ayer en casi toda la provincia, lo que provocó en Curuzú Cuatiá la inundación de algunos barrios, por ello 10 familias debieron dejar sus hogares y ser trasladas casa de parientes o el Centro Integrador Comunitario (CIC).. “No alcanzan a desaguar los arroyos por la cantidad de agua caída en los últimos tres días”, afirmó el Intendente de Curuzú Cuatiá, José Irigoyen a LaDos.

“El Servicio Meteorológico Nacional emitió un informe que señala lluvias y tormentas de variada intensidad, pudiendo ser algunas fuertes o incluso severas”, asintió Irigoyen. “Este es el lugar que más llovió en la provincia y nos afectó pero estamos trabajando junto a los vecinos”, finalizó el jefe comunal.