El economista Hernán Letcher, titular del Centro de Economía Política, hizo un repaso por lo que dejó la semana, respecto del precio de cambio del dólar en Argentina y las decisiones del Gobierno nacional. Manifestó que “no es un problema coyuntural, es estructural” el problema de la suba de la moneda norteamericana y no descartó subas de precios debido a la devaluación. “Es evidente que los amigos del Gobierno no confían tanto”, reconoció.

Hernán Letcher, director del Centro de Economía Política, expuso que la devaluación del peso estuvo entre el 10 y el 12 por ciento en la semana anterior y que esto repercutirá en “un probable aumento de precios en mayo”. Afirmó que “a contramano de lo que decía el Gobierno, de que domaban la inflación, esto no va a pasar”, agregando que “la segunda cuestión es el escenario de incertidumbre y corrida cambiaria que generó un encarecimiento en el costo de producción y consumo”.

 

Deslizó un posible aumento de los intereses en las compras con tarjetas de crédito, así como para quienes “tienen una pyme y necesitan financiamiento para comprar insumos o productos, verán afectado y se elevará la tasa”. En este marco, recordó que el anuncio realizado por el ministro Dujovne sobre la reducción del déficit fiscal, “condena parte de la obra pública, ajustando cualquiera de las partidas, que les permita cerrar en términos fiscales”. Adelantó que esto derivará “en una significativa caída en la construcción y aumento del desempleo”.

 

Recalcó que desde el Gobierno “subestimaron esta cuestión y después se dieron cuenta de que quienes confían les compraban dólares y les pedían plata para Lebac a tasa elevadísima”. Expresó que “los grandes jugadores como los bancos y algunas grandes empresas dolarizaron parte de sus excedentes en los últimos días”. Asimismo, la decisión de reducir el gasto público, apuntó que es un mensaje a los empresarios, un sector en el que el Gobierno confía, pero aparentemente no es un hecho recíproco.

 

“Los que supuestamente le creen al Gobierno, no lo hacen tanto y es como que le dicen somos amigos, todo lo que quieras, pero quiero ganar plata, aunque tenga funcionarios en los bancos y demás”, explicó. Más allá de todo esto, reconoció que este no es un problema coyuntural, sino estructural en la economía argentina y adelantó que posiblemente se alcance una inflación en torno al 12 por ciento en los primeros cinco meses del año.