Voceros del PRO rechazaron el ultimátum peronista para que presenten una contrapropuesta antes del martes. Aunque aún se negocia, el proyecto podría ser sancionado el miércoles 30.

Al futuro del proyecto de ley para limitar las tarifas se le puede aplicar la teoría del gol de Maradona a los ingleses en 1986. Se supone que algo debería ocurrir, pero el rumbo no se tuerce a izquierda o derecha: va en línea recta hacia el arco. En este caso (sin necesidad de eludir los cinco rivales, como en la jugada genial de “el Diego”), hacia la sanción en el Senado y el veto presidencial.

Si no surge alguna alquimia inesperada de la política, este sigue siendo el escenario luego del últimátum el miércoles del jefe del PJ en el Senado, Miguel Pichetto, que emplazó al Gobierno a presentar una “alternativa” antes del martes, o avanzarán con la iniciativa que tiene media sanción de Diputados.