Ya esta en actividad el yate de Ricardo Jaime es utilizado por Prefectura y el avión de Lázaro Báez, detenido e investigado por lavado de dinero y por integrar una asociación ilícita durante los años kirchneristas descansa en un hangar de San Fernando; las fuerzas de seguridad utilizan los vehículos decomisados para sus operativos cotidianos; en el Congreso está paralizado el proyecto de extinción de dominio, que le permitiría al Estado vender lo confiscado.