Bajo el lema “Sumale miel a tu vida”, el Ministerio de Agroindustria de la Nación encabezó esta semana una serie de actividades en todo el país, en el marco de la semana de la miel.

Según Laura Gurini, especialista en caracterización de mieles del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), “no es muy sencillo cuantificar cuántos tipos de miel hay en el país, ya que dependen de la flora espontánea y de los cultivos de cada región, pero se puede estimar que hay más de 80 variedades”.

 

“No hay una miel que sea igual a otra y, es por esto, que en el mercado se pueden encontrar mieles con diferentes características de color, olor, aroma y gusto. Lo que las diferencia es el origen botánico del que provino el néctar que utilizó la abeja, es decir, las flores que visitó para producir la miel”, explicó Gurini a Inta Informa.

Preferencias

Según la experta del Inta, las mieles de Citrus, muy apreciadas por su olor; o las de Ecualyptus, a las que se les atribuyen propiedades medicinales, son de las preferidas entre los consumidores. También las de praderas, porque son más conocidas y se consiguen en la mayoría de los supermercados.

En tanto, aclaró que si bien  los consumidores creen que las mieles claras son de mejor calidad que las oscuras, este concepto que no se basa en datos reales. “Todas son buenas, el color o el olor no modifican las cualidades de este producto natural”, remarcó.

 

Sin embargo, Gurini reafirmó la importancia de la información que buscan los consumidores a la hora de inclinarse por una o por otra. “Es necesario aumentar la difusión sobre los tipos de mieles posibles que se pueden producir y consumir en la Argentina para que los compradores sepan de qué rincón del país proviene el producto”, señaló.

En la actualidad, hay 22 tipos de mieles diferentes que poseen algún avance en los estudios de caracterización: algarrobo, atamisqui, quebracho colorado, piquillín, abrepuño, caldén, flor azul, aliso de río, caá-tay, alfalfa, tréboles, mistol, girasol, Eucalyptus, neneo, radal, chilca, Citrus, limón de Tucumán, miel de pradera, de delta y de monte.